Tratamiento del sarcoma

A pesar de los muchos diferentes subtipos de sarcoma, el patrón general del tratamiento es similar. Hay algunas excepciones, sobre todo con sarcomas en niños.

Tratamiento del sarcoma

La cirugía se considera generalmente como la mejor opción para una "cura". La quimioterapia por lo general se utiliza con sarcomas óseos antes y después de la cirugía, aunque se usa con menos frecuencia con sarcomas de tejidos blandos. El caso de la quimioterapia después de la cirugía es incierto con sarcoma de tejidos blandos, pero puede sugerirse con subtipos conocidos que responden bien a la quimioterapia.

Hay circunstancias en que la radioterapia ofrece beneficios, por lo general después de la cirugía, pero de vez en cuando en otros momentos también. Los tumores estromales gastrointestinales responden mal a la quimioterapia tradicional o radioterapia, por lo que pueden ser tratados con el nuevo fármaco Glivec (imatinib).

El plan de tratamiento desarrollado por tus médicos será específico para tu caso. Es posible que conozcas a otros pacientes con un diagnóstico similar, pero que tengan un tratamiento diferente, pero esto es normal y por lo tanto, no hay nada de qué preocuparse.

La cirugía puede llevarse a cabo por un cirujano especialista en sarcomas o por un especialista de otra disciplina en aquellos casos en los que los tumores están afectando a su área de especialidad, tales como el estómago. Algunos cirujanos especialistas en sarcomas también tienen conocimientos en la cirugía ortopédica, plástica y reconstructiva. La cirugía debe realizarse bajo la supervisión de un equipo multidisciplinario de especialistas del sarcoma, incluso cuando el cirujano no es un miembro regular de ese equipo.